AE Arquitectos-estudio de arquitectura,Gijón | Clínica de Fisioterapia Javier Roza

Clínica de Fisioterapia Javier Roza

  • Año: 2018

    Cliente: Javier Roza Torralba

    Colaboradores: Miguel Fernandez Schmitz de Estática-ingeniería  (Estructuras);

    El proyecto propone una nueva distribución con el fin de que sea útil al nuevo uso requerido por el cliente. Se pretende mantener el acceso por la esquina, y como consecuencia de ello se genera un espacio de entrada y recepción y las salas se agrupan dos a dos dejando un pasillo en el medio que conduce hasta la parte más profunda del local, donde se sitúa el baño.

    La puerta de acceso se retranquea respecto del plano de fachada con el fin de generar una zona cubierta y protegida que de acceso al interior que sirva, a su vez, para resolver la diferencia de cota entre la acera y el interior. El vestíbulo y recepción se divide en dos niveles: el nivel de acceso en el que se sitúa un pequeño mostrador de recepción y una zona de espera, y en un nivel superior, exactamente a 1,05 m. de la cota de acceso se sitúa una segunda zona de espera. Esta zona elevada se realiza con el fin de poder alojar un par de camillas en la parte inferior de las salas adyacentes, en el caso que las salas se deseen utilizar como sala polivalente.

    Las salas se agrupan dos a dos y entre ellas se coloca un tabique móvil, de forma que se puedan unificar en un único espacio. Las salas situadas en la fachada de la Calle Santo Domingo tiene unas dimensiones más generosas. Las dos poseen luz directa desde el exterior y al unirse generan un espacio lo suficientemente amplio como para ser utilizado como sala polivalente. Las salas agrupadas en el lado opuesto tiene unas dimensiones mas reducidas y una de ellas tiene luz natural desde el exterior. Al combinarse en único espacio, el área resultante sí que dispone de luz natural.

    El pasillo que conecta el espacio de entrada y recepción con la parte más profunda del local, es el que da acceso a todas las salas y al baño que se sitúa al fondo. En la parte posterior un ensanchamiento de este pasillo permite la ubicación de un pequeño office y una zona de almacén, y también pegada a la pared se sitúa una mesa plegable con dos banquetas que se puede utilizar como mesa de masaje en las extremidades superiores. Se dispone un baño al fondo que cumple con la normativa para uso de personas con movilidad reducida. También se dispone una ducha, que en principio será de uso restringido para el personal de la clínica. Tanto el baño como la ducha disponen de luz y ventilación natural a través del patio de manzana.

    La fachada se reforma por dos razones; en primer lugar, mejor el aislamiento térmico del  local con el consiguiente ahorro energético. En segundo lugar, dotar al local de una identidad propia que destaque sobre el resto de locales colindantes de una forma sencilla y elegante. Se decide abrir un gran hueco en la entrada localizado en el chaflán que forma el local, que invite a entrar. El resto de huecos en fachada se realizan a cierta altura para evitar de visuales directas al interior y dotar de privacidad a las salas. Las aperturas se hacen los suficientemente generosas para poder introducir la luz suficiente al interior para desarrollar la activad del local. Los huecos se limitan a cierta altura para respetar los cargaderos actuales y reutilizar la estructura y bajantes existentes en fachada.

    El material seleccionado para dar la nueva identidad a la clínica es una chapa de aluminio plegada y microperforada que de una imagen moderna al local. Esta chapa dispondrá los pliegues en forma vertical para dar verticalidad  a la composición. El color seleccionado es negro, respetando los tonos predominantes en la fachada actual del local y contrastando con los vivos colores rojo y naranja que se sitúan por en las plantas de vivienda del edificio.

    En definitiva, el proyecto propone una reforma sencilla, primando la espacialidad en la medida de lo posible,  dadas las reducidas medidas del local, la flexibilidad en el uso, la funcionalidad y el confort para los usuarios. La nueva piel que rodea el exterior sugiere el nuevo uso del local invitando a entrar y descubrirlo.